martes, 14 de enero de 2014

De vuelta

Pues nada, ayer después de otro agónico y lento viaje a través del servicio ferroviario del Lazio, estoy de nuevo en Viterbo. Estoy bastante triste por haber vuelto, aunque supongo que se me pasará en cuanto me adapte otra vez. O no, no lo sé.
Total, que en lugar de un post lacrimógeno sobre lo horrible que es todo aquí (y con aquí me refiero a la residencia), voy a poner una avalancha de fotos de lo que he hecho estas vacaciones.

Lo primero, visitar a mis amigos de clase, pues el día siguiente de mi llegada era su último día de universidad antes de Navidad, así que corriendo fuimos a los Montaditos que está al lado de mi facultad y nos tomamos algo, aunque faltaba la mitad del grupo. 

También he aprovechado para sacarles fotos embarazosas a mis mascotas (aunque de Nala no he conseguido ninguna, porque la pobre está como está....)

 ¡Mi pobre Loras, que justo la semana anterior le habían cortado las pelotillas!

 Me encanta Luna y su cara de murciélago cuando le acariciamos la tripa



Y, armada con mi uniforme oficial del invierno...

...¡pusimos el árbol de Navidad!

Y More, como súpersorpresón, ¡me regaló un alpakasso! Es un peluche japonés de una alpaca que se ha puesto muy de moda, especialmente entre las Lolitas, y yo siempre había querido uno. Lo llamé Mary Lou.

Animados por las fiestas, la Comunidad Potter Valencia decidimos hacer un pequeño picnic para conocernos entre nosotros (aunque llovió) y nos hicimos muy buenos amigos, tenemos planeadas muchas más quedadas.

Y pasé la nochevieja al lado de los que más quiero, mi chico y mis mascotas, en una cenita romántica.

 -¿Eso son los cuartos?

 -Ñom ñom ñom

 Alguien desfasó de lo lindo...

Y además fuimos a ver una exposición preciosa que hay en el museo Pío V sobre ropa desde el s.XVIII hasta los años 30, ¡me encantó! Me quedé enamorada de todos los trajes. Y claro, no podía ir si no era de esta guisa...

Y aquí está lo más reseñable que ha quedado registrado en fotografías. Porque otras cosas, como las geniales partidas de rol con mi grupo de siempre, y que he conocido al hijo de mis mejores amigos (y es la cosita más adorable que he visto en mi vida), y que me he convertido en Atila el UNO (porque he descubierto que jugando al UNO soy imparable), pues no han quedado registradas más que en mi memoria. Pero creo que con eso es suficiente..

3 comentarios:

  1. Se te ha olvidado nuestro autoregalo de Trivial de navidad y los geniales regalos de reyes :D
    Ya te echo de menos cosita, a ver si llega pronto fallas!

    ResponderEliminar
  2. Buaaa me han encantado todas las fotos...
    Vaya gato gordo, éste Loras xDD
    Me encanta tu uniforme oficial de invierno, especialmente las zapatillas, oyes xDDD
    Y la foto del desfase "animal" creo que es mi favorita. Está claro que alguien se pasó con el champán.
    Por cierto, estabais guapísimos en nochevieja ^^

    Seguro que te adaptarás enseguida, aunque la resi sea una bazofia. Este tiempo hasta que vuelvas se pasa volando ;)

    ResponderEliminar
  3. Eh! mi gato no esta gordo! esta completamente feliz!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...